Hablando en voz alta!

El otoño llegó y con el la belleza de los colores en los árboles pero también los días grises por las lluvias. Hoy es uno de ellos y el contraste se convierte en una maravilla pero a su vez en un día con un silencio absoluto perfecto para escuchar con el alma.

Me tocó salir temprano al parque con mi niña por lo que le mandé una foto a mi esposo de las dos dando el paseo pero mientras lo hacía no estaba satisfecha como me miraba así que tuve que decirle perdón por mis ojeras ( lo sé un poco tonto pedir perdón por eso) pero bueno así soy.

Pero eso me tiene aquí sentada escribiendo por partes y mientras tengo tiempito para contarles una pequeña historia.

Cuando era una niña preguntaba a mis papás que seguía luego de llegar a viejitos y ellos me decían ” nos morimos” y yo lloraba sin parar diciendo; no quiero que se hagan viejitos ni yo tampoco quiero ser viejita, lo hacía con dolor y una preocupación que todavía recuerdo.

Hace unas semanas ese temor de niña se quiso hacer presente, mi papá estuvo a punto de morir y fue llevado al hospital en condiciones graves y con pocas posibilidades y está hija que ahora es una adulta se enfrentó a ese temor de una manera propia de alguien que ha declarado creer en un Dios de poder y misericordia.

Una paz que como dice la palabra sobrepasa todo entendimiento me acompañó y me hizo más fuerte de lo que yo creía podía ser. En este mismo momento mi papá es un milagro y cada día cuenta como uno, su estado va mejorando aunque es delicado por ahora. Yo me aferré a una fe que fue puesta a prueba y pedí a Dios una oportunidad para honrar a mi papá, y eso estoy haciendo diciéndole cada día lo mucho que lo quiero, a ese ser con un corazón que vale oro y que sembró valores muy grandes en mi, ese ser que ha dado todo por sus hijos y que ha estado siempre para darnos su apoyo. Ese mismo que me llama hija especial y que cree en mi en todo tiempo.

Y hoy qué pedía perdón a mi amado, también debo hacerlo con mi papá porque se me había olvidado decirle lo mucho que lo quiero y lo agradecida que soy de tenerlo.

En estos momentos no tan fáciles y en medio de la prueba debo decir que he aprendido mucho, he estado de pie y hoy agradezco a Dios por formar mi carácter para esta batalla.

Y por que le cuento ? La verdad puede ser que estoy hablando en voz alta pero también para decirle que Dios está en control de cualquier situación dando oportunidades y que dependerá de nosotros aceptarlas y retomarlas. En medio de cualquier batalla habrán situaciones pequeñas que acompañarán a la más grande, y que a veces serán necesarias para sacar lo mejor de nosotros y que serán nuestras batallas espirituales pero somos hijos de un Dios justo que nos librará y nos sacará con la frente en alto. Usted puede sobrellevar cualquier prueba pero es necesario creer y tatuar cada una de las promesas que hay en la biblia para los hijos de un rey.

Dios está a su lado, en este preciso momento él no puede dejar de amarlo, solo deje toda distracción a un lado y verá y escuchará las respuestas que necesita. Ah y no olvidemos nunca actuar como a él le agrada no arrastrados por las situaciones difíciles de este mundo. Seamos ofrendas agradables en todo tiempo.

Yo seguiré pidiendo a Dios fuerza y sabiduría para ser una buena hija y sobretodo una persona con valores que no se irán ni con la más dura prueba.

Filipenses 4;7

Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.

❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️

Gracias por leerme y ser parte de mi blog y como la foto que les comparto que tomé hoy por la mañana cada color cuenta así mismo en medio de la batalla cada paso que demos cuenta y nos mostrará realmente cómo está nuestro equipaje en Dios.

Bendiciones

Maria Auxy Pineda 💕

Anuncios

Mi problema… no lo es!

“No sé qué hacer me siento perdida y sin amigas ” “ No tengo suficiente ropa o dinero para comprar lo que quiero” “ Todo me sale mal” “ No tengo ganas de seguir” “Estoy cansada de todo lo que hago y necesito espacio ” “Tengo que tener el peso perfecto” …………

Comienzo con esas frases que seguro conocemos o hemos dicho algún día, para contarles una historia real y que lo haré porque no conoce a los protagonistas de ella y he pedido permiso para hacerlo.

Hace ya unos meses mi hija fue entrevistada por una familia para cuidar sus 2 hijos (6y 9 años) y seguidamente contratada para los fines de semana. Los niños la aman y la mamá cada que puede se lo dice junto con lo agradecida que está de como los cuida y quiere. Ella una mamá especial como todas preocupada por la comida y por la seguridad de ellos que trabaja y se ve obligada a dejarlos. El papá un señor que ama a sus hijos y protege su corazón en todo tiempo, y quien se encarga de ellos al final del día con todo y bolsa de medicamentos por el cancer de estómago que tiene.

Dios hace todo perfecto y puso a mi hija en ese lugar ( su primer trabajo) dándole la oportunidad de valorar, de amar y cuidar.

Pero ayer pasó lo que realmente quiero contarles y no para juzgar ni seńalar sino para sacar una tremenda lección.

Esa familia que desde ya tiene un gran PRO-BLE-MA por la terrible enfermedad del papá, se ha visto tocada por algo terrible que son las drogas, si, drogas 😢. Esa mamá que ama a sus hijos sobre todas las cosas ha sido vencida quien sabe si por la carga familiar que llevaba o no tengo idea porqué, esa mamá cuidadosa y agradecida porque la niñera de sus hijos es especial ha llegado en condiciones deplorables y sin poder cuidar de ellos. Mi hija nunca se lo imaginó y le tocó enfrentar una de las situaciones más dolorosas para ella y proteger a los niños de su propia mamá que pasaba por una crisis por las drogas, tuvo que sacarlos de su casa a petición de ellos mismos mientras besaban su mano de los nervios aferrándose a esa persona que les ha dado amor y seguridad, y estar fuera por 5 horas en un parque, hasta que su abuela los recogiera.

Mi esposo y yo como papás estábamos muy dolidos de la situación de esa familia y de que nuestra hija hubiera tenido que enfrentar ese momento. Al día siguiente el papá le pidió ir de nuevo y que la señora estaría dormida que no se preocupara, nosotros le dijimos que era mejor no hacerlo pero ella nos dijo “ Papás tengo que ayudar porque puedo hacerlo” así que nos tocó regresar y dejarla, los niños se aferran a sus piernas cuando ella se viene y nuestro corazón de papás se desangra al ver esa escena.

Han sido dos días muy pero muy fuertes, mi hija llora sin parar al recordar. Yo como mamá he sido tocada y me duele mucho, mi amado quisiera hacer algo para ayudar a esa familia que no conocemos pero que sin duda Dios puso en nuestro camino y nos dejó ser parte de esa triste realidad para clamar por ellos.

No sabemos que pasará, lo que si quiero compartirles es lo orgullosa que estoy del corazón puro de mi hija de 17 años que ha hecho frente a algo fuerte y que no le pertenece y demostró como cuando vivimos en Dios podemos ser bondadosos aun cuando no es nuestro problema.

Ahora quiero hacerle una pregunta : Su problema es realmente un problema??? Yo espero que no y que este día pueda ver con los ojos del alma y tener en su mente y oración a esa familia que sí tiene una lucha muy fuerte. Seamos personas agradecidas en todo tiempo y dejemos de hacer problemas de todo, busquemos soluciones y seamos menos quejones, que cuando creamos que estamos en medio de un problema pensemos que hay otros que si los tienen de verdad. Porque a veces nuestro único problema es creer que solo nosotros los tenemos. Que Dios nos dé de su misericordia para poder tenerla por los demás y no juzgar sin saber lo qué hay dentro del corazón o mismo dentro de una familia.

Filipenses 4, 6-7

No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús.

❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️

Gracias por leerme espero esta historia pueda servir de algo y que pronto yo escriba contándole un final feliz, Dios bendiga su familia y su vida.

María Auxy Pineda 💕