Princesa Olvidada!

Princesa es el término que se usa para nombrar a la mujer que dispone de un titulo honorífico de principado. Una princesa puede ser la esposa de un príncipe o a la hija de un rey.

🦋🦋🦋🦋🦋🦋

De pequeña ella soñaba con ser una princesa, vivir en castillos, usar lo mejores vestidos, ser atentida y sentirse especial, sin olvidar el príncipe. En esos días creía todo lo que le decían, construía castillos en su mente y se creía una hermosa princesa, de esas que podían conquistar lo que quisieran, el color rosado era la manera de pintar su niñez, de decorar cada momento cuando la tristeza aparecía, su pequeño mundo la ayudaba a guardar intacto su corazón y a limpiar sus lágrimas en el mismo segundo en que caían por su rostro, opacadas por una gran sonrisa.

El tiempo pasó y la princesa creció, ya no piensa en vestidos especiales, su mente esta ocupada con cosas de la vida real, ya no pinta su mundo de colores y las lágrimas se instalan por mas tiempo, las conquistas no se concretan siempre, y la princesa fue olvidada y dejada en el camino, ahora ve la monarquía por televisión y algunas veces suspira al ver la «perfección de ese mundo». A veces la soledad quiere ser su mejor amiga, y dejó de preocuparse por ella poniendo en primer lugar a los que ama.

Pero yo quiero hablar a esa princesa de la que estoy escribiendo este día, sí, a usted que me lee y que seguro se ha identificado:

Levantate princesita, eres hija de un Rey que te ama y no puede dejar de hacerlo; ya puedes seguir pintando tu mundo de colores, construye castillos de verdad, enfrentando toda situación que se te ha dado no por casualidad. Limpia tus lágrimas y vuelve a sonreir, tienes el poder de cambiar la atmósfera donde sea que estes. Creete la mas linda porque lo eres y de esa manera irradiaras una luz que nadie podrá opacar.

Princesa, saca tu vestido y danza con ese papá que nunca ha dejado de amarte y cuidar tu corazón, ese que te mira con orgullo cuando crees que no eres valiosa, no escuches lo que el mundo grita, mas si, lo que Dios te susurra. Que nadie te quite la corona, que nadie te haga perder tu esencia.

Sigue soñando princesa de Dios… Nada es casualidad en Él, todas son situaciones y condiciones perfectas porque Él es perfecto. Vuelve a quererte como antes y arréglate cada día como si fueras a encontrarte con el Rey.

Salmo 45,13

Toda gloriosa en su interior es la hija del Rey; de brocado de oro es su vestido.

♥️♥️♥️♥️♥️♥️♥️♥️♥️♥️♥️♥️♥️♥️♥️♥️

No olvide más a la princesa de su niñez…..

Bendiciones y gracias por leerlo ( mi Grace en la foto)

María Auxy Pineda de Suazo 💕

Hijos marchitando corazones !

“Creo que usted no me entiende, me siento perdido y creo que deprimido, esto es muy fuerte” y prosiguió; “mis hijos me están causando un gran dolor, no se que hacer” lo decía mientras tocaba su cabeza, su cara era fiel testigo de su dolor, sus manos delataban su edad( ya mayor) mientras agarraba fuerte el celular cuando hablaba con alguien que al parecer estaba en su país de origen. ( Latino)

Yo estaba a unas mesas de este papá, mientras comía con mis hijas me fue inevitable no escuchar y a la vez sentirme tan pero tan mal por ese pobre papá que sentía mucho dolor. Y de lejos solo pude darle una sonrisa y orar por él al llegar a mi casa.

Que fácil se nos hace a los hijos, juzgar y olvidar… Muchas veces escuchamos decir a quien perdió a su papá, que lo valoremos que un día nos daremos cuenta el porqué. Pero a lo mejor ocupados por las cosas “ importantes ” dejamos pasar el tiempo.

Hace 3 años este día 22 de septiembre, Dios dijo: Es tiempo, la hora a llegado es el momento de llevarme a quien te miraba con ojos de orgullo, quien cuidaba tu corazón sin darte mucha cuenta. Al que se equivocaba pero nunca dejó de amarte, ese que aun en estado de inconsciencia y en una cama de hospital movía su mano lo más que podía para que no tuvieras miedo.

Como hubiera querido ese día en el centro comercial, gritarle a los hijos de ese señor y decirles que su papá no es eterno, que pararan de señalar y vivieran el papel de hijos no de jueces, que el corazón de un papá se vuelve de cristal con el pasar de los años, que entendieran la responsabilidad que seguro el siente al exigir perfección. Pero como no pude, tenia que escribirlo para usted.

El mismo año que mi papá murió mi Dios me regaló un pensamiento que lo atesoro y comparto cada que puedo, y este día con la historia que les conté y por cumplirse 3 años de la muerte de mi papá se los escribo aquí, esperando pueda tocar su corazón de hijo.

❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️❤️

De niña miraba a mi papá como un héroe, de grande me di cuenta que el héroe perdía poderes en el cumplimiento de la misión que Dios le dio, y no porque no intentaba o era malo, simplemente porque como hijos a veces nos volvemos exigentes, ciegos, poco agradecidos, “ perfectos”, insensibles y hasta jueces.

No quiero decirle lo que siempre ha escuchado pero se lo diré; VALORE a su héroe aunque pierda los poderes con el tiempo.

Hoy mi héroe ya no está y ya no cuida mi corazón diciéndome “ todo está bien hija” pero puedo seguir dando gracias por lo que aprendí y recibí.

Proverbios 15;20

El hijo sabio alegra al padre.

✨✨✨✨✨✨✨✨✨✨✨

Si logró leerlo todo y logré sensibilizarlo, si su papá aun vive No pierda el tiempo…. Y no marchite su corazón.

Dedicado a mi papá, quien al leerlo seguro estuviera llorando.

María Auxy Pineda de Suazo💕

(La foto la tomé mientras caminaba y no había sido un buen día, una manera de ver a Dios)

Acogiendo con el corazón!

Hoy quiero hablarles de Don Luis….

Hace mas de un año visitamos la que hoy es nuestra Iglesia, ese lugar por el que oramos mucho y que luego de un tiempo recibimos la respuesta y ahora amamos.

Como nos pasa a todos al llegar a un lugar nuevo íbamos con las expectativa de como nos sentiríamos, al entrar al templo un señor que llama la atención se acercó y con un buen español y un abrazo nos dio la bienvenida, esa que en el fondo del corazón esperábamos.

Desde ese día hasta hoy cada vez que vemos a don Luis está acogiendo ya sea con palabras de bienvenida o en sus brazos a todos sean nuevos o antiguos en la iglesia. Siempre al final de servicio camina por el pasillo haciendo mil paradas saludando ah y sin olvidar que siempre tiene una gran sonrisa. Lo que no todos saben es que don Luis cada noche se conecta a una máquina  de diálisis porque sus riñones se dañaron.

Por qué les cuento esto ? Primero para honrar esa hermosa persona de Dios y segundo porque según yo todos necesitamos un don Luis en nuestra vida, ese que nos de la seguridad al llegar a un lugar nuevo. Uno que nos muestre que tener a Dios en el corazón nos habilita para sonreír, abrazar y hacer la DIFERENCIA olvidándonos de nuestras debilidades.

Y sin duda todos deberíamos ser como don Luis, abrir los brazos para todo el que nos necesite, caminar reflejando el corazón de quien mas nos ama. En un mundo donde la sensibilidad a veces se esconde muy bien, donde las sonrisas desaparecen a la hora de tener paciencia y misericordia, no digamos el ponernos en lugar de los demás pues esa no es una prioridad, es importante recordarnos que fuimos hechos a imagen y semejanza de Dios y esa para mi es una hermosa y a la vez responsabilidad que nos lleva a encontrarle las veces que querramos; nos muestra que todos somos especiales para Él, que como conocedores de ese privilegio No podemos ni deberíamos pasar un día sin buscar hacer las cosas bien.

Usted y yo que decimos amar a Dios tenemos la misión de ver, escuchar y sentir diferente. Es admirable como muchas personas enfermas y con tratamientos fuertes pueden sonreír y cuantas veces quienes estamos bien, lo olvidamos.

Mateo 5, 15-16

Ni se enciende una lámpara para cubrirla con un cajón. Por el contrario, se pone en la repisa para que alumbre a todos los que están en la casa. Hagan brillar su luz delante de todos, para que ellos puedan ver las buenas obras de ustedes y alaben al Padre que está en el cielo. ❤❤❤❤❤❤❤❤❤❤❤❤❤❤❤❤❤❤❤

Y con este hermoso y explícito texto de la biblia, cierro este post. Los animo a valorar a todos los don Luis que conozcan y que la próxima historia que alguien cuente lleve el nombre de usted, que me lee este día.

Maria Auxy Pineda de Suazo ❤